Romántico pero con aspiraciones exhibicionistas

Dicen que las apariencias engañan y eso es lo que ocurre con Raúl. Y es que, debajo de esa fachada de ‘devorahombres‘, se esconde un romántico pero con aspiraciones exhibicionistas. Por ello, en una próxima vida, le gustaría tener menos vergüenza y ser un actor porno cotizado. Mientras se reencarna, nos alegra la vista en…