Entrevista a Tommy Cabrio

Lleva poco tiempo en el mundo del porno, pero le apasiona, lo vive y así lo transmite delante de las cámaras. Este catalán tiene claro lo que es, en el que a la sexualidad se refiere, pero se confiesa un hombre de mente abierta y romántico, al que también le pone el sexo duro. Un tiarrón de casi 2 metros y una gran herramienta entre las piernas que no visita nuestro vestuario y ésto es lo que nos cuenta en la entrevista a Tommy Cabrio.

Nombre: David (Tommy Cabrio).
Lugar de nacimiento y/o residencia: Barcelona.
Altura: 1,90 centímetros.
Peso: 75 kilos.
Tamaño de su polla: 22 centímetros.
Cuánto tiempo lleva en el porno: Un año y dos meses.

Vengo a aportar un poco de naturalidad al porno, ya que los actores no son naturales y no viven lo que hacen.

Si tuvieras que presentar a Tommy Cabrio ¿cómo lo harías?

Lo presentaría como un empotrador al que le gusta el sexo romántico, pero a la vez duro.

¿Recuerdas cómo fue la primera escena que grabaste para la industria?

Fue con una mujer de 64 años. Fina creo que se llamaba. Ella me preparaba un bocadillo y yo, digámoslo así, tenía que devolverle el favor de alguna manera.

¿Qué fue lo que más te costó? ¿Y lo que más te sorprendió de este mundo?

Lo que más me sorprendió es que no hace falta tener un cuerpo perfecto ni ser guapísimo para entrar. Lo que más me costó fue aprender las posturas y esas cuestiones de rodaje.

¿Qué ha venido a aportar Tommy Cabrio al mundo del porno?

He venido a aportar un poco de naturalidad, ya que en el mundo del porno los actores no son naturales y no viven lo que hacen. Yo vengo a demostrar que vivo lo que hago.

¿Eres de la opinión de que el actor porno se nace o se hace?

Yo creo que se nace, ya que es muy difícil tener deseo sexual con una persona que no te pone. Es complicado de conseguir y tiene que ser un don innato.

¿Cuál es para ti la cualidad más importante que debe tener un actor porno? ¿El tamaño es lo más importante?

El tamaño es importante, porque si la tienes pequeña no vas a llegar lejos jamás. Y la principal cualidad es que te guste lo que haces, que lo hagas con naturalidad y lo perciba el público.

¿Hay algún mito de la industria del porno que quisieras desmentir? ¿Es este mundo como lo imaginabas desde fuera?

Desde fuera yo lo veía como lo percibe la gente, un mundo oscuro, pero no es así, es totalmente falso. Es un trabajo normal y corriente, como el que hace un actor de cine convencional. La gente está muy equivocada con el porno.

¿Te han hecho alguna propuesta hasta la fecha que  te haya sorprendido o dejado fuera de juego?

Me han propuesto trabajar con hombres y transexuales, pero lo he rechazado. Aunque no me ha sorprendido, me lo esperaba.

Lo que más me sorprendió es que no hace falta tener un cuerpo perfecto ni ser guapísimo para entrar en el porno.

¿Cuando uno es actor porno suele faldar mucho con sus colegas o tu lo llevas con discreción?

Yo, más bien, lo llevo con discreción. Algunos colegas de confianza lo saben, hacen preguntas típicas y yo se las respondo sin problema. Pero no fardo mucho, la verdad.

Si tuvieras que definir tu tendencia sexual, ¿cómo lo harías?

Heterosexual abierto a todo tipo de mujeres que me aporten algo, que tengan esa pequeña esencia que a mí me motive a tener sexo con ellas.

¿Cómo surge la oportunidad de grabar para Tetatita  y que te impulsó a trabajar con esta productora? 

Me animé a trabajar con ellos porque cuando tuve una reunión con Bel Gris, su director, me contó su forma de trabajar y me pareció muy cómoda y tranquila. Me encanta su dinámica, muy guay, muy a nuestro rollo, sin posturas establecidas. Me gusta mucho.

¿Cómo llevas el universo Bel Gris de tanta libertad o ambigüedad sexual?

Lo llevo muy bien porque yo también soy una persona muy abierta de mente, pero tengo claro lo que soy y punto.

¿Hasta donde estarías dispuesto a llegar con otro chico en una escena porno?

Estaría dispuesto a toquetear partes del cuerpo menos íntimas y juegos de miradas… Siempre y cuando no haya nada sexual porque no me gusta.

Me gusta trabajar con Bel Gris en Tetatita porque yo también soy una persona muy abierta de mente… Tengo claro lo que soy y punto.

¿Has tenido alguna experiencia similar con chicos de por medio en la vida real?

No, nunca.

¿Se puede vivir actualmente del porno?

Sí que se puede, si te lo montas bien.

¿Tienes algún actor de la industria que te inspire o que sea un referente para ti?

Kevin White o Emilio Ardana son actores que llevan mucho tiempo y tienen muchos kilómetros a sus espaldas, saben de la vida y me gustan.

Y si hablamos de actrices, ¿alguna o algunas con las que no te importaría compartir rodaje?

Con Apolonia no me importaría haber compartido una escena, pero ahora ya ha dejado el porno, o Mia Khalifa, así como algunas de esas actrices guapas.

¿Qué importancia juega el sexo en tu vida?

Es bastante importante, ya que lo disfruto mucho. Para mí es un placer muy grande, como el que come y disfruta con ello.

¿Tú eres consumidor habitual de porno? Si es así, ¿qué es lo que más te gusta ver?

Yo solo veo Serviporno. Nada más que me meto ahí y pongo cualquier vídeo tonto y me la meneo, si hace falta. Si no, pues descargo con una chica.

No me masturbo con mucha frecuencia, sólo cuando llevo mucho tiempo sin echar un polvo.

¿Recuerdas la primera escena o película que viste en tu vida?

Sí, una escena lésbica y me pilló mi hermana, jejeje.

¿Sueles masturbarte con mucha frecuencia? ¿Cuál es el sitio más original en el que lo has hecho?

Con mucha frecuencia no, cuando llevo mucho tiempo sin echar un polvo y suelo hacerlo en casa, tranquilo con el móvil.

¿Tienes algún fetiche o filia sexual que te ponga especialmente?

Los conjuntos apretaditos de nena mona me ponen cachondo.

¿Cómo se cuida un actor porno y que papel juega en tu día a día el entrenamiento o una buena alimentación?

Juega un papel importante, aunque yo no es que lo lleve muy a rajatabla. Pero creo que hay que cuidarse para estar bien delante de la cámara.

Supongo que frecuentarás el gimnasio, ¿en el vestuario eres de los que te tapas o destapas?

Yo me destapo, no me da ninguna vergüenza desnudarme y no tengo ningún complejo.

¿Has mirado alguna vez la polla de otro tío por curiosidad o por comparación?

Pues sí y el que diga que nunca ha mirado el pene de otro tío es mentira.

Si tuvieses que grabar una escena en un vestuario del gimnasio, ¿cómo te gustaría que fuese?

Me gustaría grabarla por todo el vestuario, sobre todo por las duchas, con ese rollo de Tommy Cabrio a fuego.

En el vestuario, yo me destapo, no me da ninguna vergüenza desnudarme y no tengo ningún complejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s