Por el paquete conoceremos a Carlos

Para conocer un poco más a las personas podemos tirar de muchos elementos o cualidades de la misma. Pero, en nuestro vestuario, queremos acercarnos a nuestros chicos, como más nos gusta hacerlo, en ropa interior y conocerlos a través de su entrepiernas. Para ello, seguimos con Por el paquete conoceremos a… Y lo hacemos con Carlosbescasado.

Tengo un paquete de los que marca en relajación y sorprende en erección

Carlos es un tío de Barcelona, 43 años de edad, estilista de profesión y amante de la playa. Dice que si tuviera que presentarse lo haría “en slip siempre” y es que, si echas un vistazo a sus perfiles en redes sociales son una oda a los paquetes. Carlos define al suyo como “mi fiel compañero” y “travieso”, y hoy os lo presentamos en nuestro vestuario.

Escribe en su perfil de Instagram que “nada es lo que parece” y en su caso se cumple a rajatabla. Ya que, aunque lo veas siempre en sus fotos como un tío duro y desinhibido, posando en ropa interior, Carlos es un chico reservado al que le cuesta abrirse y contar demasiado de él, pero algo hemos conseguido.

A la pregunta de si tiene un buen paquete, una obviedad, por cierto, él responde que “eso dicen”, aunque cuando se mira delante de un espejo considera que es un paquete grande y de los que marcan”dependiendo si está erecto o no”. Pero para solventar dudas, en su caso, “soy de los que marcan en relajación y sorprende en erección“. Ya que su bulto “es un conjunto en el que luce tanto la polla como los huevos“. Pensando en otros, para que un paquete llame su atención tiene que tener “volumen”, aunque, confiesa, “no es lo más importante”.

Aunque ya éramos consciente de ello, curioseando su perfil de Instagram, Carlos confiesa que “tiene muchos calzoncillos“. A la hora de elegirlos, prima “la comodidad y que esté bien sujeto todo”. En cajón de la mesita de noche podemos encontrar de todos los modelos, desde Calvin Klein a calzoncillos de mercadillo, “que me encantan”. Pero, casi siempre, slip, “aunque un boxer de vez en cuando no está mal”.

Carlos descubrió la ropa interior de mercadillo gracias a un amigo. “Vi que le sentaba genial, probé y estoy encantado, ya que es como volver a ser un chico de barrio con ellos”. Confesándonos que los primeros calzoncillos de mercadillo que se compró después de muchos años sin usarlos, desde que era un niño, “me los compró mi madre”. Ella, su madre, es la que se encarga de comprárselos y “yo se los encargo, ya que no vivimos en la misma ciudad”. Sobre la elección, “me los enseña por whatssap, aunque ya conoce mi estilo”.

En el vestuario asegura que le puede llamar la atención la ropa interior de otros chicos, pero nunca le ha dado por cogerla. Y si lo viéramos desnudo en el vestuario, ya que “actúo de forma natural y no me tapo ni destapo”, nos llamaría la atención “supongo que lo de delante”. Y así ha debido pasar, ya que “he notado que alguien, alguna vez, se me ha insinuado, pero sin llegar a nada mas”.

Lo que no quita que este tiarrón, que es una oda a los paquetes en su Instagram, no tenga fantasías por cumplir en el vestuario del gimnasio, pero “las fantasías son eso y prefiero guardármelas para mí”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s