Un provocador que se exhibe para que lo miren

Hoy nos citamos en nuestro vestuario con un hombre que se presenta como un provocador que se exhibe para que lo miren. Y eso es lo que ha hecho en nuestro vestuario: provocar al desnudarse en cuerpo y mente para hablarnos de sus morbos más personales y de sus experiencias más morbosas, de las que, muchas de ellas, ha dejado constancia en sus perfiles de Vero o Onlyfans.

Cuando habla de él como Juan Vargas lo hace como una persona “entregada, divertida, siempre pendiente de sacar una sonrisa a la gente, cercano en la distancia y muy fiel a su entorno más querido”. Pero, si se le pregunta por su Enviajenado, asegura que ese nombre surgió de “un proyecto cómico-teatral y ahora es mi nick”. Enviajenado, añade, “es provocador, exhibicionista, vicioso, sugerente a veces, explícito, follador y follable”.

Su profesión es la de quiromasajista, actor y viajero. Pero si tuviera que quedarse con una palabra que lo defina esa es “enamorado, de la vida, del tiempo libre y de la gente que me hace feliz”. Y es que en sus redes sociales dice que disfruta de la vida a carcajadas y que lo que más le hace reír es el “humor irónico, inteligente, con doble sentido y un poco cabrón, a veces”.

Masajes y desnudos

Centrándonos en su profesión de quiromasajista, lo que experimenta cuando masajea el cuerpo de un hombre “es un traspaso de buena energía, ya que, además de la parte terapéutica, hay una parte emocional que cuando la atravieso me siento muy orgulloso”. Cuando le preguntamos por la experiencia más morbosa que ha vivido en este ámbito se acuerda de un taller de masaje especial para parejas. Lo hizo, recuerda, “para diez personas, a las que les expliqué las zonas erógenas con un modelo ‘muy entregado'”.

Aunque Juan quiere aclarar que masajes y desnudo no son sinónimo de sexo seguro. “Quien sea nudista, sabrá que no tiene que ir unido el desnudo con el sexo”, apunta. Aclarando que “casi todos los masajes los hago con pantaloncito”, eso sí, “cortito y sugerente”.

Exhibicionista, morboso y provocativo

Juan se considera, como la Santísima Trinidad, “exhibicionista, morboso y provocativo”, tres conceptos que para él van unidos. Aunque, “morboso es el que más me dicen, así que juego con eso para provocar y me exhibo para que me miren”.

En esta triple faceta, herramientas como Vero u Onlyfans son “canales directos para dar rienda suelta a tu imaginación más morbosa”. Aunque, añade, “también me ha dado la oportunidad de conocer a fotógrafos profesionales y a gente con las mismas inquietudes que yo”.

Cuando se mira desnudo en un espejo, Juan o Enviajenado asegura que ve “muchos defectos que intento disimular, pero que me obliga a gustarme para que los demás vean sólo la parte bonita”. Por ello, si tuviera que quedarse con una parte de su cuerpo lo haría con “mi culo y mi sonrisa”.

Enviajenado responde

Si lo espiásemos por un agujerito, veríamos que… Estoy en bolas todo el santo día.

Perdiste la virginidad… Con 18 años, con un chaval con el que contacté con el periódico. Fue un desastre, ya que no había manual de instrucciones y ni besar sabía.

Qué presencia tiene la masturbación en tu vida… Pues bastante poca, ya que ando escaso de tiempo y me gusta tomarme estas cosas con calma. Además, prefiero que me las hagan.

Qué papel juega el porno en esta faceta onanista… Me gusta el porno amateur, el profesional me aburre, ya que me gusta ver gente como tú y como yo, que se graba y lo enseña. Aunque a mí me excita todo, hasta una canción, ya que soy de erección fácil.

La escena más morbosa que ha vivido y que podamos ver en su onlyfans… Muchas, seguramente, pero me quedo con una foto en la que estoy rodeado de cinco pollas.

Y alguna que no haya compartido aún en redes sociales… Un bukkake con 25 tíos, porque estoy a la espera de una invitación para grabarlo. Quizás en una quedada rural con Los chicos del vestuario.

El chico más morboso con el que se ha cruzado hasta la fecha… Un actor porno español que me encantaba, pero estuve tan nervioso que la cosa fue fatal. Además de un conocido cantante italiano, con el que sí triunfé.

Algún fetiche o filia sexual… Me gustan los arneses de cuero, el sexo en lugares públicos y grabar para compartirlo después.

¿Te ponen los vestuarios del gimnasio? Son zonas de alto voltaje… Miradas, erecciones, tocamientos que culminaron en algo más en las duchas…

Alguna fantasía por cumplir en los vestuarios… Una orgía entre los chicos que nos estamos cambiando de ropa a la vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s