Entrevista a Cachorro Lozano

Se presenta como un artista que vive en Madrid. Un hombre que es pura versatilidad en el arte y todo un culo inquieto en lo que a disciplinas artísticas se refiere. Es creador, ilustrador, fotógrafo, cantante, poeta y hasta un hombre de negocios. Pero lo que más nos gusta de él es ese toque libre y exhibicionista en el que las pasiones y los deseos son los protagonistas. De todo esto y más hablamos en la entrevista a Cachorro Lozano con reportaje fotográfico de Adri Gripe.

Puede que alguna polla haya pintado en alguna pared a lo largo de mi adolescencia, pero aquellas no las firmaba

¿Cómo presentarías a Cachorro Lozano si entrases por primera vez en nuestro vestuario de chicos para darte a conocer?

Entiendo que lo suyo sería desnudarse y no decir nada, que sea todo lenguaje corporal.

Eres creador, artista, fotógrafo, ilustrador, cantante, poeta, hombre de negocios… ¿Alguna faceta que disfrutes más o en la que te sientas más realizado?

Todas me vienen como anillo al dedo. En este momento cultural que me ha tocado vivir, la versatilidad, al igual en la cultura que en otros ámbitos, es un don. Y al ser un culo inquieto, cualquier disciplina me viene bien. Aunque posiblemente lo que más paz me de sea la fotografía, por el propio ritmo de trabajo que requiere y lo reconfortante que es verla a través del tiempo.

¿Prefieres que te llamen Edipo? ¿De donde viene tu “obsesión” por este Rey de Tebas que mató a su padre y desposó a su madre?

Edipo Rey es uno de los relatos que más fascinantes me parecen de toda la literatura griega, entre otras cosas por la propia complejidad del personaje. Luego todo el desvarió de Freud con el Edipo y el Electra te hace darle una profundidad enorme. Xavier Dolan con J’ai tue ma mere también le dio una vuelta de tuerca curiosa. Es sobre todo la idea de un personaje complejo y traumatizado al que la vida le va dando golpes llevándolo a la deriva constantemente y al que le plantea cuestiones que ha de resolver por su cuenta para avanzar… Para mí podría considerarse una analogía con la identidad queer hoy en día.

Viendo tus dibujos y creaciones, ¿eres de lo que estaban todo el rato pintando pollas por todos los rincones? ¿De donde te viene esta corriente artística?

No, de hecho me pasé toda mi infancia y adolescencia dibujando el cuerpo femenino, ya que mi intención desde bien pequeño era acabar estudiando moda. Luego ya llegó el arte, llegaron las pasiones y el deseo a mi vida y empecé a retratar aquello que me hacía vibrar… aunque sí, puede que alguna polla haya pintado en alguna pared a lo largo de mi adolescencia, pero aquellas no las firmaba.

Tienes unas creaciones muy personales, ¿pero qué es lo que convierte tus dibujos en únicos y sabemos que es un Cachorro Lozano sólo con verlo?

Es evidente, ¿no? La intención, el trazo, el uso de los colores, el deseo desde el que está creado, las formas, los gestos y la tematica, la brutalidad… Puedes decir mil cosas al respecto, puedes amarlo o detestarlo, pero de lo que no puedes es dudar de que es un estilo muy identificativo y reconocible.

¿Qué es lo que más te inspira de un hombre para dibujarlo? ¿Esas fisionomías tan deformadas o hiperbólicas son porque te gustan los hombres feos o porque quieres romper con esa realidad idealizada?¿Por qué tendemos siempre a dibujar pollas tan grandes?

Absolutamente todo en mis dibujos está hiperbolizado, no solo las pollas. Tal vez ese es el comentario más común porque, irónicamente, aún seguimos con el pudor cuando vemos un rabo descomunal dibujado en un 50×70. Y entiendo que choca, pero al que le choque, que se lo haga mirar. Aunque curiosamente, a nadie le ruboriza ver una mano cuadrada y enorme, o unas orejas amarillas o azules que miden la mitad del tamaño de la cara… Nunca me ha interesado la realidad, el realismo para las terrenales. Yo prefiero exagerarlo, disminuirlo, deformarlo, inventarlo… Todo lo que dibujo está dentro de lo que me gusta, me excita, odio o venero. Ya sea un hombre desnudo o una silla.

Vello, tatuajes, barba, aretes, plataformas… ¿Podrías definir tu estilo con alguna corriente artística como si fueras una obra de arte? 

Mira, eso es tan aleatorio como el momento emocional por el que esté pasando. Ahora mismo estoy en ese, pero quien sabe donde estaré en cinco años… o cinco minutos.

¿Te hubiese gustado vivir en la época de los dioses griegos y romanos? ¿Con cuál hubieses follado del tirón?

Zeus me hubiera complicado la vida bastante, y eso me atrae como un imán.  Luego, Narciso estoy convencido que tenía su puntito, así como con ese egocentrismo lleno de inseguridades tan de terapia. Hermafrodito y Dalmacis serían un tándem ideal para un trío, ahora que lo pienso. Realmente creo que hubiera estado muy a gusto.

Nos encantan los mensajes directos de tus camisetas. ¿Es una herramienta para poder decir lo que quieres o sientes sin tener que decirlo por ti mismo o eres de los que no te callas nada?

No tengo criba entre lo que pienso y lo que digo, es como si me faltara una válvula o un filtro por el que deberían pasar todos los pensamientos que está mal decir en voz alta. Aunque lo del proyecto de los textos es más bien una reivindicación de todos esos sentires que son casi adolescentes, muy intensos y pasionales, y que tenemos miedo de exteriorizar. Pues vas y te pones una camiseta con ese mensaje, y la que quiera entender, que entienda.  O reposteas el mensaje y le haces entender a esa persona que es lo que estás sintiendo.  Digamos que son canales que facilitan la comunicación humana. Además son tan monos con sus colores y su tipografía que si por lo que sea no te apetece dar explicaciones, siempre puedes decir que lo has reposteado porque te parecía muy bonito. Está todo pensado.

La mayoría de los haters que denuncian son mariquitas que consideran que lo mejor que pueden con su vida es aliarse con una red social sospechosamente homófoba a veces.

¿Cuál es tu mensaje favorito de todos los creados hasta la fecha? ¿Algo que no te hayas atrevido aún a plasmarlo en una camiseta? 

Sin duda sería Sad and horny, que es un estado muy propio de mi generación. En español sería algo así como ‘tristchondo’. Una melancolía y tristeza constantes y latentes unidas a un estado muy sexualizado, que es una mezcla explosiva. Me gustan más los mensajes más explícitos porque facilitan las intenciones y las relaciones, pero la gente es más cortada a la hora de llevarlas. Hay muchas cosas que me guardo en el tintero, pero que irán saliendo poco a poco.

¿Y con la censura que tal?

La censura no la quiero en mi vida, a ningún nivel. Y te diré una cosa, muchas critican a la plataforma en sí por la censura, pero te aseguro que la mayoría de denuncias, que me vienen a mi o a otros, vienen de haters. Irónicamente ni si quiera son homófobos, son mariquitas, son aliadas, que por diferentes razones, consideran que lo mejor que pueden hacer con su vida es aliarse con una red sospechosamente homófoba a veces, y denunciarte el perfil. El problema lo tengo con estos, es aquí donde encuentro el trauma real de la movida. Que una empresa privada tenga ese tipo de condiciones de uso no me parece nada nuevo, es la historia de siempre.

Hay una frase que dice que la vida es mejor cuando te comes una polla.¿La pensaste mientras te comías una o prefieres que te lo hagan?

Me viene todo bien. 

¿Qué te gusta más un buen abrazo o un buen pollazo?

No son excluyentes ¿no?

Dices en una de tus creaciones que Tu culo es perfecto… Si tuvieras que resaltar una parte de tu cuerpo para sustituir o no al culo, ¿cuál es esa parte de tu anatomía que consideras perfecta?

Yo no digo que mi culo es perfecto. El mensaje es “tu culo (en referencia al espectador) es perfecto”, porque cualquier culo es potencialmente perfecto, es un espacio de placer y disfrute.  Y ya puestos a resaltar algo propio, te diría que las cejas. Me ha costado años y lagrimas y sudor aceptarlas y amarlas. Muchísimos complejos adolescentes aceptarlas. Pero joder, tengo unas cejas increíbles, la verdad. 

En el terreno de la fotografía, ¿eres más de fotografiar o de ser tú el motivo de la fotografía?

Te diría que me gusta más hacer fotos que posar frente a una cámara. Podria estár 12 horas haciendo fotos pero no podría estar 12 horas posando, me parece aburridísimo.

Lucir el cuerpo desnudo es un acto de autoaceptación. Creo que una aprende a gustarse desnudo desnudándose.

¿Te consideras una persona exhibicionista, te gusta lucir tu cuerpo desnudo?

No, especialmente, aunque cuando lo hago me vengo muy arriba. También es casi como un acto de autoaceptación. Creo que una aprende a gustarse desnudo, desnudándose. Al menos esa ha sido mi táctica.

No sé si te ponen los vestuarios como creador, pero, si tuvieras que hacer un dibujo o ilustración de Los chicos del vestuario, ¿ cómo sería?

Un vestuario vacío. Con los restos de la ropa y el calzado de todo el equipo. Y el vapor de la ducha inundando el espacio. La luz no especialmente fuerte. Y la puerta, siempre abierta.

Si viviéramos todos follando más que llorando,¿la vida nos iría mejor o al menos sería más placentera?

Sin duda. Esto igual suena muy al siglo pasado pero creo firmemente que todos nuestros problemas están relacionados con la sexualidad o la mala gestión y praxis de ésta. Que no es tanto follar más (que es una especie de idea capitalista un poco rara) sino de follar mejor. Con una misma y con los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s