Porno, naturaleza y música clásica

Bel Gris y Juan Lucho se encuentran en una nueva escena porno y El Acomodador no ha querido perderse esta cita. Una producción de Tetatita con porno, naturaleza y música clásica, en la que, nuevamente, la protagonista es la libertad sexual. Un bello paraje, dos chulazos que se bañan desnudo, un poco de fantasía sexual y la paja esta servida. Pasen y vean.

Título: The Swan Lucho.
ProductoraTetatita.
Elenco artístico: Bel Gris y Juan Lucho.
Duración: 11:29 minutos .
Género: gayfriendly, pajas, naturaleza.

Como le pasa a los grandes artistas, las producciones porno de Tetatita ya tienen un sello tan personal que sólo con ver la escena ya sabes quién está detrás sin necesidad de firma. En The Swan Lucho o, como nos gusta mas, El cisne Lucho, el porno vuelve a ir de la mano de un paraje natural de lo más bello al que le pone banda sonora sones sinfónicos aflautados y el fluir del agua de un riachuelo.

Y es que no hay nada que ponga más a Bel Gris, uno de los protagonistas de este corto, que la naturaleza y la presencia de un chulazo como Juan Lucho, su partener en esta fantasía sexual hecha porno. Porque no es extraño que pueda llegar a subir la temperatura, a pesar de lo fría que debe estar el agua del río, si al llegar a este paraje inhóspito y desierto te encuentras con un tiarrón como Juan, tan guapo y con ese cuerpazo casi perfecto y tatuado.

Mientras se confunde el sonido de la flauta y el del agua, como si de una película muda se tratase, ambos chicos, que suponemos que se conocen, se saludan junto al río. Dejando patente desde el primer momento que el jueguecito y la provocación entre ambos esta servido. Juan, ya desnudo, abraza a Bel, aún vestido, no perdiendo detalle la cámara del contacto entre sus entrepiernas o como, sin querer queriendo, Gris roza con su mano el sexo de Lucho.

Pero la provocación no queda ahí, ya que Bel Gris, sentado en la roca, contempla el cuerpo tatuado de su amigo, de pie y junto a él, en una perspectiva tan “mal intencionada” que parece que le está poniendo la polla en la boca. Mientras el actor y director porno va señalando con sus dedos las creaciones en tinta más cercanas al pubis de Juan Lucho. Esto es Tetatita y Bel Gris y esas licencias están a la orden del día en sus producciones.

El hilo conductor

El hilo conductor de esta secuencia es el recuerdo de una escena que o bien han vivido juntos o bien fantasean con ella, mientras se hacen una paja sentados desnudos sobre una roca. Se refieren a un trío con una chica, cuyas imágenes se van intercalando con la de la masturbación a lo largo de los más de 10 minutos de metraje.

Un encuentro sexual a tres en el que, de nuevo, el doble juego está servido. Como ese momento en el que Juan Lucho se folla a la chica, mientras Bel Gris estimula con manos y boca su clítoris, bien cerca del sexo de su compañero. Hasta el punto de que se queda a escasos dos milímetros de recibir un pollazo en toda la cara.

Para recrear esa fantasía sexual, la que está en la mente de los protagonistas, el director tira del blanco y negro, mientras que la secuencia real, la que verdaderamente está ocurriendo en ese paraje natural, transcurre a todo color y con todo lujo de detalles. Hay momentos realmente bellos, cuando se funden las imágenes de la naturaleza y las de la secuencia sexual con la chica, con esos sonidos del agua o de flauta de fondo.

Se ve que Juan Lucho no está cómodo del todo, aunque no es la primera vez que graba una paja con otro tío para el porno. Lo que no le gusta demasiado es que otro hombre le toque la polla y eso es algo a lo que ya nos tiene acostumbrados Bel Gris cuando últimamente graba escenas con otros actores. En ésta vemos como Juan quita la mano a Bel al intentar agarrar sus huevos, aunque luego se resigna, en una segunda ocasión, cuando le vuelve a tocar su sexo. Pero la cosa se queda ahí, no va a mayores.

Oda a Juan Lucho

La producción es toda a una oda a Juan Lucho, con unos planos del cuerpo y la polla del actor porno que rivalizan en belleza con la naturaleza que les rodea. Y es que es toda una delicia contemplar a este cisne ¿blanco o negro? recostando su imponente anatomía con ese imponente sexo sobre la roca. Todo ello con permiso de Bel Gris, ya que sus secuencias en solitario junto al río mientras se masturba también son de lo más sugerentes.

Y en esto se resume la escena, en porno, naturaleza y música clásica. En una idílica paja en un paraje natural con río entre dos hombres que fantasean con un trío con una tía hasta que se corren juntos. Aunque si leyésemos entre líneas, entre fotogramas, podríamos decir que es la historia de lo que pudo ser y no fue. Un quiero y no puedo, al menos, por parte de uno de ellos. Por eso quizás ríen tras la eyaculación o ¿por qué se ríen dos hombres que se han masturbado juntos tras correrse?

Lo mejor: Esa combinación de porno, naturaleza y música clásica.
Lo peor: La colchoneta hinchable, único elemento artificial de una escena tan natural.
Una curiosidad: Es la segunda masturbación que graban juntos Bel Gris y Juan Lucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s