El chico del vestuario de abril, un chico de aniversario

Ayer celebramos el segundo aniversario del blog Los chicos del vestuario y no hay mejor manera de celebrarlo que poniéndome por un día en la piel de todos esos chicos que se han sometido a mis preguntas en estos dos años. El entrevistador entrevistado, el chico del vestuario de abril, un chico de aniversario que he quedado en el vestuario con un periodista en práctica que quiere hacerme una entrevista.

Me cita en un vestuario a las tres de la tarde, ya que, según él, “los mejores chicos del vestuario van a esta hora”. Me doy por aludido y me pongo nervioso, algo excitado, porque me invita a que me presente en vaqueros, con la cremallera bajada y sin ropa interior. Apenas aprovecho para sentarme e intentar relajarme cuando aparece él, moreno, alto, con ropa deportiva levemente sudada y una sonrisa maliciosa…”bienvenido a mi vestuario”, y noto cómo sale de mi polla la primera gota.


El blog se ha ido haciendo cada vez más provocativo, más exhibicionista y más hot, pero es lo que el público reclama y éste es soberano y manda.

Abril de 2017…dime que te estabas masturbando pensando en Maxi Iglesias e Iván Sánchez cuando te surgió la idea de crear Los chicos del vestuario.

Te lo diría sin ningún problema, pero estaría faltando a la verdad. Como tampoco me masturbo mientras hago los artículos, como piensan algunos. Decido crear el blog hace dos años tras realizar un curso de Community Manager y recibir una clase de blog, de WordPress. Antes ya había tenido otras experiencias como bloguero, pero esta era la primera en la que me centro solamente en hombres, en esos chicos que más nos ponen, y así fue cómo surgió el blog. Me apetecía hacer el portal que a mí me gustaría encontrarme por las redes como lector. Y nada mejor que llamarlo Los chicos del vestuario, ya que si tuviera que definir el paraíso en la Tierra, para mí, no hay mejor definición que el vestuario de un gimnasio, con esos hombres desnudos o en ropa interior.

Empiezas publicando cada dos o tres días, es un trabajo intenso, ¿qué tiene este vestuario para que apostases por él?

Si quieres hacer un trabajo profesional tienes que publicar con una periodicidad fija, no cuando a ti te apetezca y de manera desordenada. Por ello decido hacerlo tres veces en semana, los martes, jueves y sábados, y así sigo. Requiere una gran dedicación, porque yo, como periodista profesional que soy, preparo los artículos y las entrevistas, no me limito a poner una sucesión de fotos sin sentido. Aunque no me aporta beneficio económico, por ahora, el blog me da muchas satisfacciones, sobretodo dos: poder desarrollar una de mis grandes pasiones: la escritura o el periodismo, y hacerlo hablando de chicos, que es lo que más me gusta. Aunque la mayor satisfacción es que a mis seguidores les guste mi trabajo. Eso es lo que me anima a seguir adelante, sin duda.

Lo tuyo ha ido de menos a más, empezaste con famosos, continuaste por el mundo del porno en nuestro país y llegaste a lo que me parece lo más interesante de tu vestuario, la gente de a pie, ¿cómo has vivido esa trayectoria?

La evolución del blog, en lo que a contenidos se refiere, ha sido brutal. Empecé centrándome en los personajes famosos más sexys y poco a poco, sobretodo con el aterrizaje de Los chicos del vestuario en redes sociales, los seguidores del blog se convirtieron en su protagonista. Llegaron las primeras entrevistas y comenzamos a abrir, también, las puertas del vestuario a los principales actores porno que trabajan en España, a los que les estoy muy agradecido por su confianza. Lo que está claro es que el blog se ha ido haciendo cada vez más provocativo, más exhibicionista y más hot, pero es lo que el público reclama y éste es soberano y manda.

¿Que se siente cuando ves que se te recompensa el trabajo con el aumento de los miles de visitantes?

Es lo que, como dije antes, te anima a seguir. El primer mes del blog tuvimos 200 vistas y el mes pasado casi rozamos las 80.000. Es un gustazo ver que la gente entra en tu vestuario para cotillear lo que hay en él y que, encima, les guste, porque muchos me lo dicen por redes sociales y yo súper ancho. Un papel fundamental en este crecimiento ha jugado la difusión del blog en redes sociales, sobre todo Twitter e Instagram, a las que doto de contenido a diario. Sin ellas, este crecimiento imparable no hubiera sido posible.

Perdóname si me estoy poniendo demasiado profesional, a fin de cuentas estoy aquí delante tuya sin ropa interior y con la cremallera bajada…¿tendría posibilidades para convertirme en un chico de tu vestuario?

Cualquier chico que se presente con la cremallera bajada tiene posibilidades de ser un chico del vestuario, tú incluido, además, por méritos propios. Me refiero a que si algo me gusta de los chicos para que se conviertan en protagonistas del blog es que sean exhibicionistas, descarados y provocadores, y tú lo estás siendo… No busco un perfil de chico determinado, aunque a todos nos gustan los cuerpos bien definidos, lo más importante es la actitud. Por muy guapo y cacha que seas, si luego no eres capaz de despertar al lector, de llamar su atención, no interesa.

Dicen que “en casa del herrero…”, pero no me creo que no aproveches el material de tus chicos para tu propio beneficio, ¿o sí? ¿Y cómo profesional que te han aportado?

Literalmente, nunca me he masturbado con mis artículos. Creo que después de dos años sacando culos y pollas debo de estar inmunizado y lo veo desde una perspectiva más profesional. Hombre, a nadie amarga un dulce, y es muy agradable trabajar con un material, la mayoría de las veces, muy explícito y que, en muchos casos, me ha sorprendido. Como el hecho de que por privado a muchos de mis chicos les dé por mandarme fotos de sus partes íntimas… Deben pensarse que las colecciono.

Profesionalmente, me han dado la oportunidad de conocer a muchas personas, ir más allá de una foto de Instagram y acercarme al chico que está detrás del personaje de un perfil en redes sociales. Personas con sentimientos, inseguridades, morbos, fantasías ocultas, etc. Además de toparme en alguna ocasión con la hipocresía o doble moral de chicos que están todos los días enseñando hasta el DNI en redes sociales y luego tienen prejuicios a salir en un blog como el mío.

Pero, sobretodo, la satisfacción profesional de poder entrevistar a primeras figuras del porno, a esos chicos que tantos buenos momentos me han dado con sus escenas. Hablar con ellos y conocer su mundo, su día a día y muchas de sus intimidades. Un honor y un gustazo.


Si algo me gusta de los chicos para que se conviertan en protagonistas del blog es que sean exhibicionistas, descarados y provocadores.

Poco a poco has ido creando las diferentes secciones que componen Los chicos del Vestuario, ¿con cuál te sientes más a gusto? ¿Y cuál te has replanteado en más de una ocasión?

No es cuestión de sentirme más a gusto. Todo lo que muestro en el blog me gusta, de entrada, sino no lo publicaría. Pero cada vez me gustan especialmente las secciones más explícitas, como la de los chulazos hot, porque es ir un paso más allá y que los chicos nos muestren en el blog lo que habitualmente enseñan en sus redes sociales. Que se desinhiban y enseñen algo más, lo que todos queremos ver y nunca vemos.

Hasta le fecha la única sección que me replanteé y he dejado parada por ahora ha sido la de los Relatos en el Vestuario. Tenía una persona que nos escribía las historias, Rui Luar, a la que le estoy muy agradecido, pero nos fallaban las ilustraciones. Era complicado tener fotos de creación propia que mostrasen alguna escena del relato o encontrar a alguien que colaborase cada mes con nosotros ilustrando con sus dibujos la historia en cuestión. Sólo una vez, Kike Sorroche nos creó una ilustración para uno de los relatos, pero fue algo excepcional.

Me ha contado un pajarito, o un pajarraco (que rima con rabaco) el momento comprometido en el que tienes que ponerle calzoncillos a tu avatar desnudo, ¿Qué ocurrió?

Estás muy bien informado, me gustas… Pues hace unos meses inicié los trámites para registrar tanto el nombre del blog como el logo en la oficina de patentes del Gobierno de la Nación. Nuestra imagen inicial era un monigote con sus partes dibujadas, como las que te encuentras en las puertas de los baños públicos. Cuando inicio los trámites, me abren un expediente y me dicen que no pueden registrar ese logo porque “ofende la dignidad del hombre”. Fue cuando decidí ponerle un slip al muñeco y creo que el cambio, a pesar de la censura, ha sido un acierto.

Me encanta tu test supercomprometido, ¿qué te parece si elijo algunas de ellas y te las lanzo? Allá vamos:

  • La primera visión más placentera que tuvo y que recuerde… La primera vez que entré en un vestuario cuando en el instituto iba a la piscina con mis compañeros en la clase de gimnasia. Cambiarme con ellos y verlos en ropa interior o, incluso, desnudos, era muy morboso.
  • Cuando niño, te llamaba mucho la atención mirar… Siempre me ha llamado la atención los tíos meando. Con algunos de los vecinos de mi infancia nos íbamos a jugar por solares deshabitados de mi barrio y me gustaba que meásemos todos juntos para aprovechar y mirarlos.
  • Si tuviera que definir el olor de su sexo… Intenso, como el de todos. El que diga que le huele a agua de colonia, miente o sólo lo huele recién duchado.
  • Cuando mea, se limpia con papel o se la sacude y listo…Depende del día, pero intento limpiarme con papel, porque, lo confieso en el vestuario, tengo un sexo con mucha piel y suele mojar demasiado.
  • Lo primero que piensa cuando ve a un tío bueno por la calle… ¿Cómo tendrá la polla?
  • El porno más recurrente en tu historial del PC… Sorprendería si dijera que me llama la atención el porno heterosexual, aunque vea más el gay. Me pone ver a un tío dándole placer a una tía. Y últimamente me llaman mucho la atención los ‘Man with pussy’ o los hombres con vaginas.
  • Si cotilleáramos en tus cajones más íntimos, qué es lo más sorprendente que podríamos encontrarnos… En mi mesita de noche sólo hay calzoncillos. En otros muebles del dormitorio, quizás encuentres algunos juguetitos sexuales.
  • Un actor porno con el que no te importaría compartir una escena: Hace unos años diría que Aitor Crash, uno de los actores porno más morbosos que he conocido, pero no está en activo. Actualmente no me importaría ser el primero en mamársela a Bel Gris, un actor porno hetero, pero muy gayfriendly.
  • En el vestuario del gym, te tapas o destapas… Me destapo, sería incongruente por mi parte. Un vestuario está para desnudarse, ducharse y luego taparte para irte.
  • Si ves la ropa interior de otro chico en el vestuario… Si no hay nadie a la vista, la toco y huelo, si sé que su dueño es un tío bueno. Me gusta oler su esencia.

Y ahora que has salido del armario del vestuario y ya te conocemos un poquito más, avánzanos cómo continuará la aventura dentro del vestuario.

Yo quiero seguir destapando a todos los tíos buenos con los que nos encontramos cada día en las redes sociales. Sacar su lado más exhibicionista y seguir creando con mis artículos momentos morbosos y placenteros entre mis seguidores. Además, como proyecto a medio plazo, lo ideal es salir del vestuario y que los chicos se encuentren en eventos y fiestas, en los que se palpe en la vida real ese morbo o vicio que inunda cada día Los chicos del vestuario.

Muchas gracias, y muchas felicidades por estos dos años, que estoy seguro que van a ser muchísimos más, y, por cierto, llevas un rato dándote cuenta que mi polla ha ido creciendo y está a punto de asomar…¿qué propones?

Apaga y vámonos…


Mi intencíón es seguir destapando a todos los tíos buenos con los que nos encontramos cada día en las redes sociales, sacar su lado más exhibicionista.

‘Los chicos del vestuario’ quieren saber

Y ahora abrimos el turno de preguntas para los seguidores. Ellos también quieren participar de esta entrevista y han formulado una serie de cuestiones a través del perfil de Instagram. Estas son las que hemos seleccionado.

¿Has mantenido sexo con algún chico del vestuario?

Hasta la fecha no, pero no me importaría pillar a más de uno. Sería un placer, dentro o fuera del vestuario. Lo que no tengo es un amor imposible porque mi corazón está ocupado y tampoco he fantaseado con ninguno en concreto.

¿Cuál es tu mayor fetiche, fantasía oculta o lo que más te pone?

Me molan mucho las meadas y el fetiche de la ropa interior. ¿Una fantasía oculta? Montármelo con un equipo de fútbol en el vestuario tras un partido, aunque sea un equipo de barrio. Y me pone mucho un buen culo marcado en unas calzonas o prendas deportivas.

¿La situación más morbosa que has vivido en la preparación de algunos de tus artículos?

Las dos entrevistas que he hecho en persona hasta la fecha. Una con un chico aficionado al cuero, Tony, al que le hice fotos con diferentes prendas fetiches, hasta que terminó medio desnudo en la cama. También entrevisté a un amo, Frandelcuero, con dos de sus sumisos, con los que convivía unos días en su casa. Fue una situación muy morbosa también.

¿Alguna entrevista que recuerdes especialmente?

Cuando entrevisté por teléfono al actor porno Denis Vega. Desde que se inició en la pornografía me llamó la atención por ser un tío andaluz y gitano que hacía pelis de adultos. Poder conocerlo, aunque fuese por teléfono, fue una experiencia muy interesante porque me encontré a un tío muy tímido y muy romántico, a pesar de su profesión. Y, por el mismo motivo, la entrevista telefónica a Allen King, porque descubrí a un chico que no tiene nada que ver con la imagen que proyecta. Me pareció muy simpático y divertido.

¿Cuándo se someterá al test súper comprometido?

Ya he respondido algunas de sus preguntas en esta entrevista, pero no tengo problema en hacerlo. Aunque creo que yo no soy el protagonista de Los chicos del vestuario. Esta entrevista será única y exclusiva.

¿Eres de pareja abierta o cerrada?

Con el tiempo te das cuenta que lo que tienes que abrir es la mente, porque como la cierres, se oxida o llena de telarañas y, entonces, no funciona bien. Cuando abres, siempre entra aire fresco y es más agradable.

¿Cuál ha sido la noche más tórrida que has vivido?

Supongo que tendría que remitirme a algunas de las noches vividas en Querell Torremolino o en alguna sauna o zona de cruising. Pero no recuerdo una concreta, porque he vivido momentos muy tórridos en estos sitios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s