Un canario demasiado morboso y vicioso

Cualquiera de sus apariciones en redes sociales sube la temperatura al momento. Y es que nuestro invitado de hoy al vestuario se presenta como un canario demasiado morboso y vicioso. Le gusta exhibir su cuerpo y compartir con el resto del mundo sus momentos más íntimos y sexuales. Dice que no tiene vergüenza y que está abierto a nuevas experiencias, como la de sentarse con nosotros para hablar de sus morbos.

Cristian se presenta como un chico corriente, “aunque haya personas que me definen como puro morbo“. Tiene 30 años, es canario, pero vive en Madrid con su pareja. Le gusta ser fiel a sus principios y amistades, no le van nada las injusticias y, a pesar de tener épocas duras en su vida, siempre esta con una sonrisa. A veces, añade, “mi humor negro me juega malas pasadas, por lo que suelo ser una persona o que la quieres mucho o la odias. No hay medias tintas”.

Fue consciente de que su cuerpo era un instrumento de placer con 10 años, “estaba en un internado por unos problemas que tenia en el habla y allí tuve mis primeros tonteos a nivel individual y con compañeros“. Pero para comenzar a exhibir su cuerpo hay que remontarse a la aplicación Mobli (una especie de Vero en la actualidad).

Ahí empezó a realizar fotos, “a grabar mis encuentros con otras personas y me di cuenta que tenia buena acogida por mis seguidores”. Provocador, exhibicionista, morboso, vicioso… Cristian afirma que “soy demasiado morboso y vicioso, también provocador, no tengo vergüenza y me gusta estar abierto a nuevas experiencias”.

Por ello, decidió mostrar su faceta más íntima o sexual en redes sociales. Todo empezó como morbo, “me gusta ser amateur y revisar mis propios vídeos, me pone cachondo, porque vuelvo a situarme en ese momento. Y como toda persona, le gusta gustar al resto”.Hasta la fecha, la “experiencia más fuerte” de la que haya quedado constancia gráfica o audiovisual son “orgias, cruising o sexo en sitios públicos“.

Pero no todo queda grabado y fotografiado y Cristian ha vivido experiencias morbosas de la que no ha dado cuenta de ella, como “alguna que otra lluvia dorada“. Es algo, añade, “que no suele motivarme y sólo lo he realizado con dos personas, y recuerdo que, con una de ellas, estaba tan al limite que me corrí sin tocarme“. Eso sí, nunca haría…. “coprofilia“.

Si se le pregunta por lo que más morbo da de Cristian a sus seguidores, responde que “tanto mis gemidos como las caras que pongo“. Y lo que a él más le pone, “los sitios públicos y me encantan los pollones“. Sus glúteos y sus piernas son las partes de su cuerpo que más le gusta mostrar y a la hora de compartir estas experiencias busca a una persona que “entienda esta faceta mía”.

Por ello, después de mucho tiempo, “conseguí la persona ideal, que me comprende, entiende mis experiencias morbosas y, lo más importante, las comparte conmigo“. Habla de su pareja, con la que “siempre hacemos cosas juntos”. Ya que “a él le gusta verme disfrutar y le excita“.

Aunque ya ha vivido alguna experiencia morbosa en el vestuario de un gimnasio, este canario demasiado morboso y provocador tiene una fantasía y es que “me imagino que varios tíos abusan de mí dentro del gym“.

vid-20190318-wa0041

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s