El lado más morboso de un seductor

Se presenta como un seductor de Cádiz, de 36 años de edad y conductor de camiones, que, cuando tiene tiempo libre, lo dedica a ir al gimnasio. Por ello, hoy nos vamos de ruta con Roberto, más conocido en redes sociales, como Otreborgram, para hablar del mito del camionero y, luego, nos colamos con él en el vestuario para descubrir el lado más morboso de un seductor.

Otreborgram

Lo primero que Roberto nos deja claro cuando nos subimos a la cabina con él es que “no todos los camioneros son unos puteros“. Afirmación que me sorprende, ya que pensaba que me iba a decir que no todos los camioneros llevan el póster de una tía en pelotas en el camión. “Yo no lo llevo, ni de tíos, tampoco”.

Lo que más le gusta llevar en su camión cuando trabaja es “material de construcción” y no soporta las cargas de “verduras o pollos”. Y cuando sale de ruta a nuestro camionero favorito no le puede faltar toallitas húmedas, agua, fruta y su table.

Otreborgram

Otreborgram

Retomando el tema putero, Roberto, en cambio, sí confiesa que “se liga mucho conduciendo un camión” y que la anécdota más curiosa que atesora en este sentido fue cuando “un chico estuvo muchos kilómetros conduciendo detrás de mí hasta que pude parar”.

Para él, “el mito de los vaqueros ajustados y el toque varonil” es la clave de por qué los camioneros tienen tanto morbo. Un perfil con el que se siente identificado.  Y aunque no es complicado “hacer el amor en un camión“, mucho mejor que en un Simca Mil, “prefiero cuando llevo un camión con cama”.

otreborgram

Llegamos al vestuario

Es hablarle de vestuarios y lo primero que se le viene a la cabeza es “un tío bueno en bolas cambiándose“. Y un olor, “el del gel de baño“. En los vestuarios, Roberto es de los que se destapa y al que miran más de lo que él mira. Una parte de su cuerpo que llame especialmente la atención a los chicos mirones, “mi pecho peludo y mi culo, aunque también tengo una polla muy bonita“.

Y es que cuando se mira desnudo en un espejo lo que ve es “mucho morbo“. Por lo que es normal que la situación más morbosa que ha vivido en un vestuario sea “la de un tío, que pensaba que era hetero, tocándose mientras me miraba“. Su fantasía que aún no ha cumplido, “follar con un tío o con varios en las duchas“.

Otreborgram

Si lo ves en ropa interior, seguro que lleva unos slips blancos, sus favoritos, aunque para hacer deporte prefiere ir sin ropa interior, pero, “me pongo muy cachondo, así que la uso”. ¿A qué huele Roberto? “A fresco, soy bastante aseado“.

Lo que busca en un chico para enamorarse, “que sea sencillo, humilde, positivo y me haga reír”. Aunque, si lo que quiere es echar un buen rato en la cama, sin compromiso, se conforma con que el tío “tenga unos buenos pezones y un buen culo“. No se define con un rol sexual, “me gusta todo”, y lo que más le gusta hacer es “comer los pezones y el culo”. A él, lo que le vuelve loco, explorando el lado más morboso de este seductor,  “es que me coman la polla, pero tengo que estar sentado”.

Otreborgram

Otreborgram

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s