Un apasionado del cuerpo desnudo

Se dedicó a fotografiar hombres con poca o nada de ropa por un reto para demostrar que el desnudo masculino también puede ser bello. Desde entonces Joan Vidal, fotógrafo e informático de 49 años,  se confiesa un apasionado del cuerpo desnudo, al que le gusta enfrentarse desprovistos de todo artificio, en blanco y negro. Todo un regalo,a la vez que un reto, que hoy comparte con nosotros en nuestro vestuario.

Joan Vidal

Los grandes retratos son en blanco y negro y el desnudo no deja de ser un retrato más

A los 20 y pocos años, con su primera réflex, Joan Vidal,  descubrió que lo suyo eran captar momentos con una cámara de fotos. “Me di cuenta que experimentando (y dejándote una pasta en revelados) podías captar pequeños instantes del tiempo con tu propia mirada”.

¿Y que le gustaba fotografiar a hombres desnudos y con poca ropa? Eso fue un reto personal con una colega para “desmentir aquello de que un hombre desnudo no es bello“. Y la verdad, asegura este fotógrafo e informático de 49 años, es que “me enganchó desde el minuto cero, sobre todo, por poder compartir momentos con personas tan bonitas que se han atrevido a posar”. Aunque, reconoce,  “al final da un poco igual si son hombres o mujeres, soy un apasionado del cuerpo desnudo, sin disfraces, al natural”.

Joan Vidal

Para tomar buenas fotos eróticas de hombres, Joan no cree que sea necesario que te gusten, los hombres, “lo que sí tiene que gustarte es el trabajo que haces, implicarte al 100 por 100. Centrarte en lo que buscas conseguir en una única imagen (o una serie de imágenes) para explicar una historia”. En este sentido, asegura, “es un trabajo de dos, modelo y fotógrafo, y cuando hay buen rollo y confianza, un objetivo común, se puede ver en el resultado final”.

Sobre  la utilización del blanco y negro en la fotografía de desnudos,  para este fotógrafo de Caldes de Montbui, significa “despojar la imagen de toda distracción de color, para dejar únicamente la esencia de la persona. Los grandes retratos son en blanco y negro, y el desnudo no deja de ser un retrato más”.

Dice que cuando fotografía, congela un momento, cuenta una historia o captura emociones. Pero, ¿cuáles so los momentos, historias o emociones más interesantes o que más le han marcado en el terreno de los desnudos masculinos? “Difícil pregunta, jajaja, y es que compartir momentos tan íntimos, a veces tan vulnerables para el modelo como es estar desnudo (y no solo físicamente), es un regalo a la vez que un reto”.

Joan Vidal

El cuerpo es eso, solo un cuerpo. Todos tenemos uno, todos son bellos y todos son atractivos

Joan Vidal

A la hora de fotografiar, Joan tiene muchos musos a los que le gusta tener delante de su objetivo, pero, a diferencia de lo que muchos creen, “lo único tiene que tener un chico para ponerse delante de mi objetivo es actitud. El cuerpo es eso, solo un cuerpo. Todos tenemos uno, todos son bellos y todos son atractivos. Lo importante es sentirse bien con uno mismo y tener ganas de pasar un buen rato haciendo fotos“.

Sobre la dualidad de sugerir o exhibir, considera que el erotismo se basa en sugerir, en dar poder a la imaginación. “A veces es mucho más morboso un arqueo de espalda o un cuello tensionado que ver los genitales del modelo”. Eso sí, aclara, “no tengo ningún reparo en mostrarlos, ya que considero que es un parte del cuerpo como cualquier otra, y que puede dar juego,  fotográficamente hablando. Pero sería una pena que nos quedáramos solo con esa parte de la foto”.

Cuando tiene que buscar un modelo para sus sesiones fotográficas, se ha encontrado de todo, hombres más pudorosos y otros no tanto, ya que “no todos somos iguales”. Aunque, es cierto que “cada vez somos menos pudorosos y las redes sociales más censuradoras, ironía del siglo XXI”.

Joan Vidal

Cada vez somos menos pudorosos y las redes sociales más censuradoras, ironía del siglo XXI

Aunque no va preguntando a sus modelos su tendencia sexual, “no lo pregunto nunca”, reconoce que los gays son más proclives a desnudarse, ya que “son más conscientes de su cuerpo y de que su desnudo puede ser atractivo, porqué a ellos también les atrae. Eso hace que sea más natural desnudarse y atreverse a hacerse una sesión de fotos”.

¿Cuál es la parte del cuerpo de un hombre que le parece más sugerente para ser fotografiada? “Físicamente, me encanta la parte entre el ombligo y el pubis. Es una zona estéticamente muy atrayente”.

Sobre cómo es una sesión de fotos homoerótica, Joan Vidal explica que  “la tensión dura dos minutos, te lo aseguro”. Y es que hay “crear un clima de confianza antes de desnudarse, puesto que uno no puede estar naturalmente desnudo si no confía en el que tiene delante, te lo digo por experiencia propia”.

Joan Vidal

Físicamente, me encanta la parte entre el ombligo y el pubis. Es una zona estéticamente muy atrayente

Joan Vidal

Si tuviera que fotografiar a un personaje conocido desnudo, Joan lo tiene claro, el actor Quim Gutiérrez, aunque confiesa que ” por el mero placer de conocerlo, de poder compartir un par de horas con él. Intuyo que es una persona muy interesante, en muchos aspectos”.

Y ¿le sugiere a este apasionado del cuerpo desnudo el universo vestuario? Pues, “aunque para mi los vestuarios han sido siempre sitios de ‘rápido que llegas tarde a otro sitio’, para nada morbosos, es cierto que en algunos vestuarios con los modelos adecuados, se pueden hacer sesiones chulísimas y no necesariamente homoeróticas. En todo caso me las guardo para mi y espero que las veáis pronto”.

Joan Vidal

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s