El yo más exhibicionista de Modemolo

Hoy nos hemos encontrado con el yo más exhibicionista de Modemolo y nos encanta. Y es que, aunque todos lo tenemos, no todos se atreven a explotarlo y este IGBoy lleva unos años fomentándolo en redes sociales. Se siente bien físicamente y se nota, si te das un paseo por su perfil de Instagram, donde, asegura, que lo enseña todo menos el rabo. Pero, con o sin él, lo que vemos nos parece de lo más interesante.

Modemolo

Se llama Modesto, “un regalo de mi padre”, pero lo llaman Mode, un comercial de 43 años de edad de Retamar, en Almería. Se define como un ” tío extrovertido, a veces un poco tonto, que le gusta disfrutar de unas cervezas y unas risas con quien le rodea”. En definitiva, “una persona que intenta hacer feliz a quien tiene a su alrededor, un tío muy normal“.

Y, desde hace unos años a esta parte, muy exhibicionista. Mode lo ha hecho “porque estoy en mi mejor momento en todos los aspectos de mi vida“. Ahora, prosigue, “me veo bien físicamente y antes no, por lo que hace unos años me sentía incapaz de hacerlo”.

Modemolo

En redes sociales, “lo enseño todo menos el rabo“, ya que, aclara, “el perfil lo ve mi familia y parece que no está tan mal visto que uno enseñe el culo“.  En esta nueva faceta exhibicionista no se ha encontrado con muchos reparos en su entorno e, incluso, ha tenido suerte con la censura reinante en redes sociales, “ya que me han censurado menos fotos de las que esperaba”.

Si tuviera que quedarse con una parte de su cuerpo lo haría con su espalda y su pecho. Lo que menos, “la barriguilla“, la que menos presencia tiene en esta faceta exhibicionista de Mode. Excepto en verano, suele llevar ropa interior, y las prendas con las que se siente en el hombre más sexy del mundo, porque son varia, son una camiseta ajustada, un arnés, un suspensorio y calcetas, unos gayumbos blancos y un vaquero chulo.

Modemolo

Modemolo

Asegura que filias sexuales tiene muchas, ya que “soy bastante cerdete en el sexo“, como por ejemplo los pies, los suspensorios o los arneses.La situación más morbosa que ha vivido hasta el momento fue “un polvazo en una piscina con el que ahora es uno de mis mejores amigos. Sin duda, fue increible”.

 

Para sentirse tan a gusto con su cuerpo, como se encuentra en este momento, Mode hace ejercicio cinco o seis veces por semana, cuidando su alimentación de lunes a viernes, ya que, como explica, “el sábado se abre la veda para comer todo lo prohibido”. Cuando va al gimnasio a hacer deporte, en su bolso nunca falta agua y una toalla. “¡Ah! y mis auriculares para escuchar música”.

Modemolo

Modemolo

Modemolo

Los vestuarios del gimnasio asegura que le dan morbo, sobre todo por “ver cómo los tíos nos quitamos la ropa, sudados, después del ejercicio físico”.  En estos espacios, “antes me tapaba mas, pero ahora no”, aunque no está muy pendiente de los demás o si de ellos están pendientes de él. “Cuando alguien me mira, ni me doy cuenta”, asegura, ya que “yo voy un poco a lo mío, sin fijarme”.

Y es que se confiesa como una persona tímida, “aunque no lo parezca”, y en un vestuario, nunca ha pasado de miradas con otros chicos, “nada serio”.  Lo que no quiere decir que el yo más exhibicionista de Modemolo no  tenga fantasías por cumplir en los vestuarios. “¿Que las duchas sean abiertas y se monte una orgía se puede considerar morbo o fantasía?”

Modemolo

Modemolo

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s