Encantados de conocer al nuevo ACM.Jose

Cuando lo ves no puedes dejar de mirar su mirada, pero es mucho más que unos ojos bonitos.  Tras muchos años condicionado a sus parejas, ahora se siente un alma libre que se está redescubriendo y lo que ve de él le gusta, y a nosotros también. Un hombretón de casi dos metros de altura, extrovertido y de fácil conversación, a pesar de la primera impresión más seca. Pero hoy se moja y se desnuda en nuestro vestuario, por lo que estamos encantados de conocer al nuevo ACM.Jose.

ACM.Jose

ACM.Jose es su perfil en Instagram, pero se llama José Antonio, murciano de 35 años. Allí, en Murcia “tengo mi vida entera, mi casa, mi familia, mis amigos y mi trabajo”. Es químico y trabaja actualmente para la industria farmacéutica y de alimentación.

Le encanta viajar, pero como se pega escapadas continuas de fines  de semana, “nunca consigo ahorrar para viajes largos”.  El viaje más deseado, a la “Cuba real” y el que más le ha gustado hasta la fecha, Santorini, en Grecia. Una de sus pasiones es la práctica del crossfit, aunque problemas de salud le han frenado en su práctica desde el verano. Pero, confiesa, “tengo idea de retomarlo pronto y con fuerza”.

José Antonio intenta autoconvencerse de que es “un alma libre“, ya que se ha llevado 16 años de su vida en pareja, “sin ser yo realmente, así que ahora procuro que nadie me condicione a ser como soy”.  Por lo que, actualmente, “no tengo pareja y no se la espera, aunque no me cierro a nada”. Y es que ahora “estoy descubriendo realmente como soy y estoy encantado de conocerme“.

ACM.Jose

ACM.Jose

Siempre se vio como un chico tímido y retraído, con dificultad para hacer amigos y entablar conversaciones, pero “resulta que no lo soy tanto”. Con la madurez, apunta, “descubro que soy bastante extrovertido y cercano, aunque soy consciente de que la primera impresión que doy es de ser una persona seca, seria y estúpida“. Este ha sido “mi mayor y mejor descubrimiento”, además de “la libertad con la que me tomo las cosas, ‘open mind‘, incluido el sexo“.

Un proceso en el que ha tenido mucho que ver su evolución física, ya que, “hace dos años pesaba 25 kilos más que ahora”, coincidiendo con que, tras su ruptura sentimental, empezó a vivir solo por primera vez. “Fue una etapa dura, difícil, de autoconocimiento y aceptación de cosas que iban a cambiar“.

Sobre si se considera ahora una persona sexy, afirma que “nunca me he considerado una persona sexy”, aunque “tanto me lo dicen últimamente que me lo voy a tener que creer”. José Antonio es consciente de que sus ojos llaman la atención, pero “lo demás no tanto e intento sacar partido de ello”. Pero ahora se encuentra “más cómodo y mejor físicamente, por lo que he perdido la vergüenza a mostrarme sin ropa“. Actualmente ve un cuerpo que “puede resultar atractivo, pero no diría que sexy y atrayente. Mi cuerpo es de lo más normal”.

ACM.Jose

Además de sus ojos, lo que más le gusta de su cuerpo es  que “últimamente me están saliendo a relucir unos oblicuos muy graciosos”, aunque, claro, “eso no se va enseñando por ahí”, por lo que se queda con su pelo y su altura, su metro y noventa y dos centímetros.

La ropa interior en su día a día está condicionada. Para trabajar, la usa siempre, pero para salir “casi nunca”. Para entrenar, “sólo a veces” y en casa “ni ropa interior ni nada”. En el caso de que las use, la que más le gusta es el slip blanco de algodón sencillo que le quede bien, ya que, apostilla, “para mí si me gusta ponerme sexy“.

José Antonio se considera una persona fetichista, aunque no en extremo, como el hecho de no llevar ropa interior; los pies, ya que, “descubrí hace poco que me pone mucho lamer los pies mientras estoy follando”; los arneses de cuero, como complemento y accesorio, aunque “no soy fetichista del cuero, es más un morbo”.

ACM.Jose

En el vestuario,  es más de los que “me destapo sin complejo y si de paso puedes insinuar….”. Además, asegura que “me expongo para que me miren, aunque mirar también me gusta”. Lo más morboso que le ha pasado en un vestuario fue en el de la piscina de la universidad, “cuando practicaba natación”. Así lo relata:

Nos quedamos solos en un cambio de turno un profesor de otra facultad y yo. En las duchas hubo mucho descaro tanto por su parte como por la mía. Nos mirábamos mientras nos enjabonábamos y era evidente la erección de ambos. Yo me cambié de ducha a la de al lado suya y empecé a tocarle el rabo, lleno de jabón… El profesor tenía casi 50 años y yo 24. Yo tenía pareja entonces, pero sólo fue tocar un poco por los nervios de si nos pillaban. Para más inri, lo conocía de vista, ya que era el profesor de mi pareja.

Lo que más le llama la atención de otro chico, “aunque soy de fijarme en el conjunto”,  son “unas piernas fuertes“. No se considera un hombre de prototipos, “me tiene que dar morbo y ya está”, aunque “me fijo en los morenos y las barbas me gustan también”. La boca también es importante, “pero me fijo más en los dientes que en los labios”. Sobre lo primero que miran los demás de él, lo tiene claro: “los ojos“, aunque “espero ser algo más que unos ojos bonitos”.

¿Harías un desnudo integral por alguna causa o motivo? Sí, de hecho, tengo algunos. ¿Te desnudarías en nuestro vestuario? Supongo que sí. Pues que mejor final para corroborar que estamos encantados de conocer al nuevo ACM.Jose.

IMG_4147

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s