En el vestuario con Daniel Ojeda

Los gimnasios son una mina de tíos buenos, con los que te cruzas días sí y día también entre las taquillas y las duchas de su vestuario. Si existiese un paraíso real en la tierra, ese sería sin duda este espacio pleno de músculos y testosterona en el que nos hemos encontrado con él, un gaditano de Jerez de la Frontera que a sus 33 años es monitor deportivo. Hoy estamos en el vestuario con Daniel Ojeda.

Daniel Ojeda

Se presenta como un chico “sencillo, humilde, simpático, extrovertido y  risueño“.  Eso sí, “un poco presumido y pasota, a veces”. Si tuviera que quedarse con una parte de su cuerpo, lo haría “con mis labios y mis piernas“. Aunque, cuando se mira desnudo en un espejo, algo muy habitual en los vestuarios,  se fija en su abdomen y en su paquete, “que es bien hermoso y grande”.

Para Daniel es importante estar en forma, no sólo por su trabajo,  ya que “me gusta y te sientes bien con el deporte”. De las clases que imparte, la más recomendable para estar en forma, ” la zumba, porque mueves todo el cuerpo, pierdes grasa y te define, además de que te lo pasas bien con su práctica”.

Daniel Ojeda

Como monitor deportivo, nuestro chico de hoy reconoce que liga mucho, “aunque también fuera de él”. Si en el gimnasio son frecuentes “las miradas y las provocaciones“, ha sido en la ducha del vestuario donde “ha recibido más miradas e, incluso, algunas señales“.

Sobre si es más de mirar o ser mirado, le da a los dos palos, pero confiesa que le gusta más sentirse observado por las miradas indiscretas del vestuario. Y para hacer deporte, Dani  lo tiene claro y siempre va con ropa interior, ya que si no, “se notaría demasiado“, puesto que es su paquete “la parte de mi cuerpo que más marca”.

Daniel Ojeda

Daniel Ojeda

De otro hombre asegura que se fija en sus “piernas y su sonrisa”, confesando que ha pillado a más de un tío hetero “mirándome la polla, a muchísimos”.  Pero si se le pregunta por si ha hecho algo más que cambiarse en el vestuario, afirma que “lavarme muy bien“, ya que, “las relaciones que he tenido con algún que otro chico con novia ha sido fuera del gimnasio”.

A la hora de ir al gym, en su bolsa de deporte no falta nunca los slips para cambiarse y el desodorante de roll-on para las axilas. Y es que Daniel se considera una persona muy limpia que “huelo siempre a fresco, antes, durante y después del ejercicio”.

Sobre si hay alguna parte de su cuerpo con vello, confiesa que sólo es en invierno cuando “dejo el césped crecer“, mientras que en verano lo corta todo. Le gustaría hacerse un tatuaje, “aunque nunca me atreví” y sí haría un desnudo integral, “aunque me costaría”… Esperando ese momento hemos terminado esta primera cita en el vestuario con Daniel Ojeda. 

Daniel Ojeda

Daniel Ojeda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s