El universo pornográfico de Tod Hunter

Sus creaciones artísticas tienen algo que te atrapa, te envuelve y ya no te puede soltar. Y no nos referimos a lo explícito de sus dibujos, en los que pollas y culos campan a sus anchas pos sus trazados. Pero lo hacen de una forma muy original, ya que, ilustraciones eróticas o pornográficas hay muchas, pero ninguna como el universo pornográfico de Tod Hunter, la faceta más transgresora de un artista de prestigio.

Tod Hunter

Detrás de su obra y ese heterónimo, que no es su nombre real, se esconde un artista californiano, afincado desde hace años en España. Un artista de cierto prestigio y reconocimiento en el panorama artístico español, al que, además de sus “trabajos serios”, le apetecía realizar un tipo de obras que, si las firmara como tal, dejaría a la gente que lo conoce “cazando moscas”.

Pero, “me apetece dibujar pornografía, usar el collage como técnica y me apetecía hacer reflexiones sobre el arte contemporáneo“. Por ello dio a luz a sus tres heterónimos con los que se mueve en redes sociales: Dorotea Von Totó, Piguy Hellman y el que hoy nos ocupa, Tod Hunter.

Tod Hunter

Como artista, Tod no ve diferencia entre un tipo de creaciones y otras. “Para mí es una forma de expresión más. No veo diferencias a la hora de dibujar temas light o hacerlo con motivos de grandes pollones de tíos follando, mamando o practicando sexo en general”. Aunque, por esto último “soy un delincuente pictórico para muchos y eso me pone más aún. La censura es erotizante a más no poder…”.

Cuando ves una creación de Tod Hunter sabes sin lugar a duda que es suya y eso se debe según explica, a que “hay un trazo que sólo los más experimentados en dibujo y grafismo pueden apreciar”. Todos sus dibujos están realizados con tinta negra, pero cuando están acabados, todos están silueteados con un típex o corrector blanco. “Una especie de pentimento o contra-reacción irracional que me sale y que aparentemente quisiera intentar ocultar lo que ya es evidente. Quizás sea algo de mala conciencia…”.

Técnicamente, “siempre trabajo igual”, con tinta negra, agua y corrector blanco. En algunas ocasiones, añade, “he preparado los fondos con tramas de papeles de agua realizados con óleos de color…más que nada por no dejar los fondos puros y limpios…Soy un pelín guarrete, eso ya se ve… Jejeje”.

Tod Hunter

Tod Hunter

Con ese universo tan complejo llevado al papel, todos nos preguntamos qué inspira a este artista cuando se sienta a crear.  Él nos saca de duda: “Un dibujo para mí es una necesidad y si la plasmo es porque me pone mucho, porque me encantaría realizarla o porque si la dibujo es como si la hubiese realizado”.  De cualquier modo, añade, “me inspira el sexo porque aún está recluido en ese apartado de lo morboso y oculto, lo que no se debe ver ni hablar…y que precisamente es lo que más se consume. Y dibujo lo que realmente me sale de la polla. Tengo la libertad que me da la censura. Ella es la que pone límites, no yo”.

Tod Hunter

Tod Hunter

Y es que el sexo es uno de los grandes motores que mueven el mundo, aunque luego nos escandalicemos si nos lo ponen por delante, porque “somos unos hipócritas y unos rancios, incapaces de ver y disfrutar de una creación pornográfica pero nos deshacemos en elogios viendo un David de Miguel Angel. Al final polla fláccida = tolerable, pollón empalmado = enfermo”, explica Tod.

Por ello, su relación con la censura él la define como “Mal. Muy mal. La censura es una puta mierda. A más censura, más ganas de dar por culo y de intentar colarla por cualquier agujero”.

Y ¿Quienes son todas esas figuras masculinas que cobran vida en sus ilustraciones, fantasía o realidad? Pues en la obra de Tod Hunter hay de todo, ya que “en los últimos tiempos no doy abasto a pintar todos los pollones y culos abiertos que me envían. Me gusta inspirarme en pelis, fotos, esculturas….pero reconozco que la realidad es mas potente si el modelo esta cercano. Y dibujos con el modelo presente también se dan, aunque ya quisiera yo que fuera más a menudo”.

Para entender este universo creativo tan transgresor quizás es importante saber que Tod trabajó en su momento como chapero y actor porno. Chapero, aclara, “por necesidad, aunque no falto de buenos ratos de gustazo remunerado”. Mientras que actor porno, porque era más fácil y así podía tener un mínimo de vida social “normalizada” y quizás alcanzar éxito, aunque lo que realmente me ha gustado siempre ha sido el mundo del arte”.

Tod Hunter

Tod Hunter

Sin ese pasado de “trazo grueso”, responde, “no tendría los cojones de hacer lo que hago con mi arte y Tod Hunter  no dejaría de ser un dibujante más de los que ellos mismos se acojonan con lo que hacen.  La pornografía debería estudiarse con distancia y seriedad o el follar solo terminará quedando relegado a la procreación…y ya sabemos que no es solo eso”.

Como no podía ser de otra forma, moviéndonos como nos movemos a diario entre duchas y taquillas de vestuario, hemos animado al universo pornográfico de Tod Hunter a que se inspire en los gimnasios y sus vestuarios para alguna de sus creaciones. Algo que no descarta, ya que, explica, “los gimnasios son una fuente de morbos. Los amantes de los calcetos. por ejemplo, con solo estar observando discretamente llenan sus fantasías y los más atrevidos se instalan en las duchas o lavabos, por lo que es un mundo donde las variantes sexuales de un tío están por todos los sitios. El músculo y la humedad que da el sudor, o el agua, se acercan mucho al sexo. Y hasta el que va de más macho mentiría si alguna vez no se le ha escapado un vistazo al tiarrón de al lado”.  Por ello, concluye, “ya os homenajearé el tema del vestuario en algún dibujo para vosotros“.

Tod Hunter

Tod Hunter

Exposiciones de sus obras
Hasta la fecha son cuatros las exposiciones en las que ha participado con sus obras, además de su difusión en redes sociales, como la Galería Mr. Pink, en Valencia; Espacio Trapezio de Madrid; AktivitatBCN, en Barcelona; y Bar La boba y el gato rancio en Valencia. Pero también ha expuesto en museos improvisados al aire libre e, incluso, en plena naturaleza, en espacios frecuentados para la práctica del crusing. Una iniciativa de lo más original y lo que pretende “es sacar los dibujos de su propio ámbito ‘culto’ y devolverlos al lugar de donde surge ese impulso del sexo por el sexo, donde nace la verdadera pulsión animal del follar. Eso los maricones lo entendemos muy bien después de años de cruissing….ya mismo los heteros descubrirán el placer de follar entre pinos con desconocidos…”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s