Pon un vikingo en tu vida

Deja ya de lamentarte del final de Game of Thrones y de que ya no tienes nada que hacer con tu vida hasta 2019, porque hay muchos universos de ficción que explorar en las diferentes plataformas online. Pon un vikingo en tu vida y puede que te hagan olvidar tus penas.

Travis Fimmel como Ragnar Lodbrok

Por ello, hoy visitan este vestuario unos nórdicos que quitan el hipo, a pesar de que su apariencia en Vikings, la serie The History Channel que dirige Michael Hirst y de la que se espera como agua de mayo el estreno de su quinta temporada, es un poco zarrapastrosa y poco higiénica. Pero estos vikingos elevan a su máxima potencia el concepto de la masculinidad y lo demás no importa.

Vikings, que también es todo un fenómeno de la televisión, está basada en los relatos semilegendarios de Ragnar Lodbrok, al que se considera como uno de los primeros reyes de Suecia y Dinamarca durante el siglo VIII. Y es precisamente con este Ragnar y con su familia, su hermano Rollo y su hijo Björn, con los que no me importaría, para nada, cruzarme en las duchas de mi gimnasio.

Ragnar Lodbrok

Encabeza este tridente de machos vikingos el rey Ragnar o, lo que es lo mismo, el actor y modelo Travis Fimmel. Seguro que su nombre te suena, o su paquete, el que casi no enseña en la serie, porque en el año 2002 saltó a la fama como imagen de la firma de ropa interior Calvin Kleim. Aunque lo más destacado que ha interpretado a sus 38 años de edad este actor australiano es el vikingo que nos toca.

Travis Fimmel en ropa interior

El principal potencial de la caracterización de su personaje es la fuerza de los ojos del actor, ya que, por lo demás, el Rey Ragnar lucirse se luce poco. Pero el rollo místico que siempre le acompaña y esa ambigua relación con el cura cristiano, al que convierte en su principal apoyo, le dan un encanto especial, además de la erótica del poder.

El rey Ragnar tiene un hermano, un bala perdida llamado Rollo y que lo acompaña en todas sus aventuras allende los mares, con algún que otro disgusto o quebradero de cabeza del que no quiero hablar. Le da vida en la pequeña pantalla el actor británico Clive James Standenquien, a sus 36 años, también destaca en su carrera profesional por este personaje de vikingo.

Clive Standen como Rollo

Rollo Lodbrok

Aunque Ragnar tiene un no se qué, que qué se yo, pero Rollo, sin duda, es uno de los vikingos más atractivos de la saga. Ese melenón guerrero que luce durante la trama este tiarrón barbudo de 1,88 metros de altura, nos pone cardíacos, sobre todo cuando lo vemos luchar con tanto ímpetu en el fragor de la batalla.

Y es que tiene lo que tiene que tener para que todos caigan rendidos a sus pies, ya que, a ese cuerpo de guerrero, curtido y tatuado, que lo convierte en todo un tipo duro, le pone el contrapunto esa mirada dulce y tierna, que nos empujan definitivamente a achucharlo en nuestros brazos, aunque las intenciones finales sean otras.

Clive Standem como Rollo

Björn Ragnarsson

Pero si hay un personaje, que sin lugar a duda a sabido crecer en la serie desde la primera temporada, sobre todo, por el cambio de personaje, de niño a hombre, ese es Björn, el hijo mayor de Ragnar y su primera mujer, Lagherta. Lo interpreta el actor, cantante y modelo canadiense Alexander Ludwig, al que seguro que has visto también en la saga de Los juegos del Hambre

Björn, Alexander LudwigOtro hombre de grandes dimensiones, y me estoy refiriendo a su altura, ya que, a sus 25 años, mide un metro y ochenta y ocho centímetros. Todo un rubiales de anuncio de champú con camomila, de cuerpo fibrado y que, a diferencia de su padre en la serie, que parece que vive siempre en un charco de lodo, Björn luce algo más aseado, mitad albino mitad samurai con esa coleta.

Sólo por verlo pavonearse de uno a otro lado de la aventura, entre lucha y lucha, merece la pena sumergirse en este universo vikingo, al que, solamente, le pongo una pega. Y es que, siendo como eran tan abiertos estos seres en lo que al sexo se refiere, lo que sí se cuida bastante es mostrar la desnudez de los cuerpos de sus protagonistas masculinos, salvo en contadas ocasiones.

Afortunadamente, siempre nos quedará la otra vida profesional de sus actores, quienes, con esas anatomías de escándalo, no es extraño que se ganen la vida como modelo, sobre todo, de ropa interior. Al igual que su padre en la ficción, Alexander, también ha posado en prendas íntimas y nos ha regalado poses como esta con la que despedimos a estos chicos del vestuario. Así que ya sabes, pon un vikingo en tu vida.

Alexander Ludwig en ropa interior

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s