Ricky Martin en ropa interior

En más de una ocasión, cada vez que entro al vestuario de mi gimnasio para cambiarme, fantaseo con la idea de encontrarme con un chico de 21 años, en slips blancos, con el secador de pelo en la mano y moviendo su trasero delante del espejo mientras canta aquello de todo el tiempo es rock and roll.

Pero creo que me voy a quedar con las ganas. Los chicos de hoy en día no son como Tom Cruise en Risky Business. Demasiado pudor y poca conciencia del sentirse sexy. Por lo que sólo me puedo conformar con ver a Ricky Martin en ropa interior, en su particular homenaje a este clásico de los 80 en un programa de la televisión americana.

Para mí, sin lugar a la duda, fue una de las escenas más sexys del cine de los 80 y ahora, más de tres décadas después, nos ha servido para ver a Ricky Martin bailando en ropa interior como lo hizo en 1983 Tom Cruise en la película Risky Business, escrita y dirigida por  Paul Brickman.

Uno de los momentos estelares de aquella cinta, en la que un jovencísimo Tom da vida a un chico que se queda sólo en casa y decide liarla parda, es cuando, mientras se prepara para recibir los servicios de una chica de compañía, canta y baila por la casa Old time rock and roll, de Bob Seger, en calzoncillos blancos y sólo cubriendo su cuerpo con una camisa rosa y unos calcetines blancos.

Ver a Tom Cruise con esos contoneos tan provocativos, luciendo cuádriceps, femorales y gluteos, en absoluta tensión,  me embobaron durante mi adolescencia delante de la televisión cada vez que programaban esta película en las sobremesas de cualquier cadena.

Ahora Ricky nos hace revivirlo y me temo, muy a mi pesar, que no ha conseguido el mismo objetivo que Cruise en su momento. A sus más de 40 años, dejémoslo ahí, el cantante pasa por un buen momento personal y profesional y eso se refleja en su físico y en su poco pudor a la hora de lucirlo, como ya vemos habitualmente en sus redes sociales.Ricky Martin

Ya quisiera yo, cuando llegue a su edad, estar como Ricky, pero le falta la picardía y chulería, con su pizca de inocencia, del personaje que Tom Cruise inmortalizó en el cine. La virilidad también juega un papel muy importante, para qué lo vamos a negar. Tom es pura masculinidad en su actitud y cada paso de baile, que Martin ha llevado a lo latino con un toque de sensibilidad.

Pero cualquier excusa es buena para ver a Ricky Martin en calzoncillo y para recordar a Tom Cruise, bajo mi modesta opinión, en uno de sus mejores momentos. Al Tom sexy y varonil, al de Top Gun, y no al muñeco programado  para las películas de acción en el que se ha convertido en su madurez.

Tom  Business

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s