Futbolistas argentinos en el vestuario

¡Qué me gusta un vestuario! y ¡qué me gustan los chicos del vestuario! Y de vestuarios y duchas habla precisamente la película Fulboy, una cinta documental que está llamando la atención por mostrar a futbolistas argentinos en el vestuario y sin reparos, mientras se duchan o se cambian tras los partidos.

Esta película de 2015 está escrita y dirigida por Martín Farina, quien se dedica a seguir con su cámara a los jugadores de un equipo de fútbol argentino de tercera división, Club Atlético Platense, en el que milita su hermano. Martín también quería ser futbolista y ha terminado haciendo cine, eso sí, sobre futbolistas. Paradojas de la vida.

Los futbolistas hacen de actores por la causa, pero, sobre todo, hacen de ellos mismos y, en esos momentos, es dónde Martín ha puesto el énfasis, mostrando la otra cara del fútbol, lo que se no se ve de puertas para adentro del vestuario.

Gift de la película Fulboy

Y es que, aunque son conscientes de que están actuando para un documental, los mejores momentos de Fulboy son aquellos en los que los chicos se muestran más desinhibidos en la intimidad de las concentraciones previas a los partidos. Masajes en ropa interior, cambio de vestuario, juegos en la coma o sesiones de peluquería son una buena baza para acabar con los tiempos muertos.

Y aunque los futbolistas también se desnudan emocionalmente, hablando de sus anhelos o inquietudes en el mundo del fútbol, lo que más ha gustado del filme es cómo el objetivo de Martín se centra en los desnudos de estos hombres, que se muestran sin pudor, con momentos homoeróticos, como el de la ducha compartida, que no ha dejado indiferente al público gay.

La gran fantasía universal

Porque, ¿quién no ha soñado alguna vez como será el día a día en el vestuario de equipos de la talla del Real Madrid o el Barcelona? Esas cachetadas en el culo o esas bromas que se suceden sin descanso con el pene como epicentro de las mismas. A muchos, entre los que me incluyo, no nos importaría que nos dejasen mirar por una mirilla para expiar esos momentos únicos e improfanables, en la intimidad del vestuario como templo.

Y eso es lo que ha hecho Farina, profanar esa intimidad con la que todos hemos soñado, entrando dónde, normalmente, no suelen hacerlo las cámaras, salvo en ocasiones de celebración especiales. Pero en su país, con un equipo humilde, sin Cristiano Ronaldo o Sergio Ramos en pelotas, pero sí con futbolistas argentinos en el vestuario y que dan un verdadero ejemplo de naturalidad delante de las cámaras, que muchos, en la intimidad de estos espacios deberían envidiar e imitar.

5 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s